Redacción

Zacatecas.- Esta figura llegó al poblado de Zóquite, en Zacatecas, en el estado de Guadalupe y hace un año se encontraba de fiesta, realizaban vendimias y varias personas de diferentes lugares hacían largas filas para ver al Niño Dios más grande.

A causa de la pandemia por Covid-19, las celebraciones en el templo del Señor de la Epifanía, donde se encuentra el niño Dios más grande de todo México, con 6.58 metros de altura, han sido suspendidas o se encuentran a puerta cerrada, pues en este estado el virus ya ha cobrado muchas vidas.  Esta figura llegó al poblado de Zóquite, en Zacatecas.

Este 6 de enero, cumplía un año el templo, pues creó fama al instalar al Niño Dios del Amor, también llamado ‘Niñote de Zóquite’

“Este año el virus nos obligó a quedarnos y hacer oración desde nuestras casas, porque no era correcto ni prioritario organizar la feria, ni fiestas, ni las peregrinaciones” por las medidas y restricciones sanitarias que aún siguen vigentes en todas las iglesias de la diócesis, expresó Olivia Chávez Guzmán, una de las habitantes.

RC

Publicidad