Publicidad

Redacción

Estados Unidos.- Hablamos de Jill Biden, la primera dama de Estados Unidos, quien hará historia al mantener su empleo de profesora pese las demandas de su nuevo rol, en el que marcará un fuerte contraste con su predecesora Melania Trump.

Jill, quien creció en el seno de una familia de clase media en Filadelfia, ha intentado mantener un rol discreto e independiente de la política que ha vivido a diario durante décadas, primero en los años de su marido como senador y posteriormente como vicepresidente.

Sus estudiantes la llaman ‘Doctor B’ y pronto se enfrentarán al dilema de tratar con la primera dama de Estados Unidos, que compaginará una agenda de trabajo que podría poner prioridad a asuntos como la lucha contra el cáncer, la pandemia del coronavirus o la infancia.

Jill Biden, es una mujer de 69 años de edad y quien ha dedicado toda su vida a la educación. La decisión de seguir manteniendo su independencia laboral, además de mantenerse al frente de la oficina de la primera dama, es histórica.

Publicidad

“Para mí es difícil considerar mi decisión en términos históricos, porque ya enseñé durante los ochos años en los que fui segunda dama”, explicó el mes pasado en una entrevista humorista Stephen Colbert.

Pese a la intensa carrera política de Joe Biden, que intentó optar a la Presidencia en varias ocasiones y fue vicepresidente de Barack Obama durante ocho años. Jill ha desarrollado su carrera como docente y ha sido durante este año difícil, una defensora de la importancia de los educadores durante la pandemia.

Publicidad