Conoce 5 cosas que posiblemente no sabías de Mafalda

Publicidad

Redacción

Argentina.- Tras la muerte de Quino, apenas un día después de cumplir 59 años de que Mafalda se publicara por primera vez, este personaje sigue vivo para sus lectores y deja mucho que pensar.

La niña más famosa de Argentina y apareció por primera vez un 29 de septiembre de 1964, en la revista argentina Leoplán.

Según su creador, el dibujante Joaquín Salvador Lavado “Quino, Mafalda  es «una niña que busca resolver el dilema de quiénes son los buenos y quiénes los malos en este mundo».

La protagonista es descrita por su autor como “espejo de la clase media argentina y de la juventud progresista”, que se muestra preocupada por la humanidad y la paz mundial y se rebela contra el mundo legado por sus mayores.

Mafalda retrató y opinó sobre eventos tales como la guerra de Vietnam, la carrera espacial, el movimiento tercermundista, el asesinato de Kennedy, los derechos humanos, el sexo, la represión, el psicoanálisis, el feminismo y la religión, entre otros muchos. Según opinan los expertos, con Mafalda, el género de la historieta pasó de lo social a lo psicológico. Con una exacta dosis de simpleza y profundidad, Mafalda se convirtió en el personaje de historieta que más significa hoy para los argentinos y la juventud latinoamericana en general.

Ahora te damos cinco datos interesantes de esta pequeña niña rebelde

Un nombre guardado

La niña recibe el nombre de Mafalda – por uno de los personajes de la novela Dar la cara, de David Viñas-, pero la campaña publicitaria nunca vio la luz y Quino guardó a su nena en el cajón.

La vivienda de la niña aún existe

Poco se sabía del hogar de la familia de Mafalda, más allá de que ella vivía con su hermanito Guille y sus padres en el departamento E, en un edificio donde habitaba también su amigo Felipe. Pero no todos fuera de Buenos Aires saben que ese edificio existió -y existe todavía- en el barrio porteño de San Telmo, en el número 371 de la calle Chile, muy cerca del hogar de Quino.

Fue considerada como una obra para adultos

En España, la censura franquista obligó a los editores a colocar una franja en la portada del primer libro de Mafalda con la que se declaraba como una obra “Para adultos”.

Mafalda también tuvo que enfrentarse a la censura en otros países, como Bolivia, Chile o Brasil.

Felipe existe

Al mejor amigo de Mafalda le encanta fantasear, jugar a ser El Llanero Solitario y retrasar todo lo posible los deberes de la escuela. Esas mismas facciones son las del periodista argentino Jorge Timossi, quien trabajó en la agencia cubana Prensa Latina y fue un buen amigo de Quino.

Mafalda en todas partes

Mafalda está en todas partes. Y no sólo porque sus libros hayan sido traducidos a 30 idiomas.

En el barrio de Colegiales, en Buenos Aires, hay una Plaza Mafalda. Y en el de San Telmo está la escultura de la niña en tamaño real, del artista Pablo Irrgang.

Pero también bajo tierra hay un homenaje a la tira. En la estación de Subterráneo de Perú, en la capital argentina, hay un mural de “El Mundo Según Mafalda”.

 

RC