Redacción

México.- A partir del primero de enero entró en vigor la prohibición de comercialización, distribución y entrega de plásticos de un solo uso, también conocidos como desechables, en todos los establecimientos de la Ciudad de México.

El gobierno local busca que con esta medida se reduzca el consumo de plásticos no biodegradables, haciendo que la ciudad sea sustentable, además de contribuir a la mejora del medio ambiente.

En las reformas y adiciones de la Ley de Residuos Sólidos capitalino, publicada el 25 de junio de 2019 en la Gaceta Oficial de la Ciudad de México, se señaló el propósito de combatir los productos plásticos desechables.

 “Estará prohibida la comercialización, distribución y entrega de productos de plástico de un solo uso”, señaló la norma.

De tal modo, se estableció que los siguientes productos de plástico están prohibidos:

  • Tenedores
  • Cuchillos
  • Cucharas
  • Palillos mezcladores
  • Platos
  • Popotes o pajillas
  • Cápsulas de café de un solo uso
  • Bastoncillos para hisopos de algodón
  • Globos y varillas para estos
  • Vasos y sus tapas
  • Charolas para transportar alimentos
  • Aplicadores de tampones, “fabricados total o parcialmente de plásticos, diseñados para su desecho después de un solo uso, excepto los que sean compostables”.

Con esto iniciaría la segunda etapa de dicha Ley que frena la comercialización, distribución y entrega de plásticos de un solo uso promovida por la Secretaría de Medio Ambiente (Sedema) de la metrópoli.

Cabe recordar que la legislación entró en el 2020 con la prohibición de la venta, distribución y entrega de bolsas de plástico en todos los establecimientos de la Ciudad de México.

Aunque la nueva medida ya está vigente, las autoridades capitalinas han indicado que durante los primeros meses de transición no se aplicarán sanciones, por el contrario, buscarán que la ciudadanía se informe y se adapte.

Según la Ley, los fabricantes que sigan distribuyendo las bolsas de plástico de un solo uso, podrán ser acreedores de multas que van de los 84.44 pesos hasta los 168,980 pesos.

De los 32 estados que integran la República Mexicana, por lo menos 20 no han autorizado restringir el uso de dicho tipo de plásticos, entre ellos Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Chihuahua, Guerrero, Sonora, Durango, Tamaulipas, Veracruz y San Luis Potosí.

Además, Jalisco, Nayarit, Nuevo León, Quintana Roo, Oaxaca, Puebla, Tabasco, Tlaxcala, Hidalgo y la Ciudad de México han modificado sus legislaciones para prohibir o regular el uso de bolsas de plástico, popotes (pajillas) o artículos de unicel (espuma de poliestireno).

Según cifras de distintas organizaciones consultadas por EFEen México cada familia en promedio desecha 650 bolsas de plástico al año, cuyo tiempo útil se ha estimado en 15 minutos, mientras que para su degradación se necesitan, como mínimo, 100 años.

Pese a que los ambientalistas señalan que el desuso del plástico contribuirá a que las condiciones climáticas no empeoren con la contaminación, también se estima que las medidas dejarán sin empleo a miles de personas que deben llevar sustento a sus familias.

Con información de EFE

GM

Publicidad