Boca Juniors jugaría Libertadores sin su DT ante múltiples contagios de covid

Publicidad

La situación que vive Boca Juniors, uno de los clubes más importantes de Argentina, es sumamente difícil tras el importante brote de covid-19 que ha afectado a 18 de los futbolistas de ese club, de cara a su regreso a la actividad el cual será el próximo 17 de septiembre en Paraguay ante Libertad por la Copa Libertadores.

Aunado dicha situación, el entrenador Miguel Ángel Russo, de 64 años, ha tenido que mantenerse resguardado en su domicilio en Buenos Aires, tanto porque el brote del virus ha afectado a tres de sus asistentes, como también porque el timonel pertenece a un doble grupo de riesgo, tanto por su edad, pero sobre todo porque hace un par de años superó un cáncer de próstata y una infección bacteriana que también puso en riesgo su vida.

Ante ese escenario, la presencia del técnico para el juego ante el conjunto paraguayo es una incógnita, ya que si bien Russo quiere viajar a territorio guaraní y mantenerse trabajando con el equipo, la situación sanitaria y sus antecedentes de salud se lo impedirían, ello para no ponerlo en riesgo ante la Pandemia.

De acuerdo al diario Olé de Argentina, el entrenador no es de los que se están quietos con facilidad, sobre todo con las ganas de vivir después de haber superado la enfermedad y pese al virus.

Sin embargo, ello dio un giro de 180 grados, porque el plantel hasta hace un par de semanas estaba libre del virus, y con todo y que se habían aislado en un hotel en Buenos Aires, al tiempo de tomar todas las medidas sanitarias posibles, el brote afectó a prácticamente todo el plantel, lo cual provocó que tanto el técnico como su familia tomaran la decisión de mantener al estratega en su domicilio, esperando la evolución de la situación en el club.