AstraZeneca suspende ensayos de vacuna COVID-19 por reacción adversa en participante

Publicidad

AstraZeneca suspendió los ensayos en fases finales de su potencial vacuna para el COVID-19, después de una reacción adversa grave en un participante del estudio, informó el martes el sitio web de noticias de salud Stat News.

El medio citó a un portavoz de AstraZeneca diciendo en un comunicado que “el proceso de revisión estándar generó una pausa en la vacunación para permitir la revisión de los datos de seguridad”.

Ni la naturaleza de la reacción adversa ni cuándo sucedió se conocieron de inmediato, aunque se espera que el participante se recupere, según una persona familiarizada con el asunto.

El portavoz describió la pausa como “una acción de rutina que debe suceder siempre que haya una enfermedad potencialmente inexplicable en uno de los ensayos, mientras se investiga, asegurando que mantengamos la integridad de los juicios”. El portavoz también dijo que la compañía está “trabajando para acelerar la revisión del evento único para minimizar cualquier impacto potencial en el cronograma de la prueba”.

Nueve importantes desarrolladores de vacunas de Estados Unidos y Europa se comprometieron el martes a mantener los estándares científicos con los que se llevarán a cabo sus inmunizaciones experimentales, en medio de una carrera mundial apresurada para contener la pandemia.

Las compañías, incluidas Pfizer, GlaxoSmithKline y AstraZeneca, en una declaración conjunta hicieron un “compromiso histórico… para mantener la integridad del proceso científico mientras trabajan por posibles presentaciones regulatorias globales y aprobaciones de las primeras vacunas contra el COVID-19”.

El movimiento inusual de prometer seguir reglas establecidas subraya un debate altamente politizado sobre qué acción se necesita para frenar rápidamente la propagación de la enfermedad mortal y reactivar los negocios y comercios globales.

En agosto pasado, AstraZeneca firmó un acuerdo con la fundación del multimillonario mexicano Carlos Slim para la producción de la vacuna en México y Argentina, que prevé entregar a partir de la primera mitad del 2021, en función de los resultados de los estudios Fase III y de las aprobaciones regulatorias.

Por la nación sudamericana participará en el proyecto la biotecnológica mAbxience del Grupo INSUD, mientras que por la norteamericana será Laboratorios Liomont.