Aprueban diputados castigar con cárcel con hasta 36 horas a quien realice llamadas falsas o de broma al 911

Guanajuato, Gto., a 15 de octubre de 2020.- Guanajuato es el tercer estado a nivel nacional con llamadas de broma al número de emergencias 911, «de ahí la importancia de que se apliquen sanciones a quienes hacen mal uso del número de emergencias», dijo el diputado Miguel Ángel Salim Alle.

Esto, al hablar a favor del dictamen de reforma a la Ley del Sistema de Seguridad Pública del Estado de Guanajuato, que fue aprobado por unanimidad por el Pleno del Congreso local, para establecer en ley penas con arresto administrativo de hasta 36 horas a quien realice llamadas falsas o de broma al 911.

Salim Alle, impulsor de esta iniciativa, comentó que, a nivel nacional, el 911 recibió durante 2019 más de 59 millones de llamadas, y el 80 por ciento de estas no fueron procedentes; este año, suman 33 millones 600 mil llamadas, e igualmente el 80 por ciento de estas han sido improcedentes.

En ese mismo sentido, refirió que en Guanajuato este año se han recibido 2 millones 598 mil llamadas y entre el 65 y el 75 por ciento de ellas son llamadas de broma; en el caso del municipio de León, se contabilizan este año más de un millón 410 mil llamadas, y de esas el 63 por ciento no han sido procedentes.

Recordó que a través del número de emergencias se atiende una diversidad de temas como los que se refieren a todo tipo de violencia contra la mujer; abuso sexual; acoso u hostigamiento; violación, violencia de pareja y violencia familiar.

Publicidad

«En el Grupo Parlamentario del Partido Acción Nacional, consideramos que cada una de estas llamadas tiene como consecuencia, en el peor de los casos, la puesta en acción de un equipo especializado y se utilizan recursos humanos y materiales que otra persona más podría estar necesitando, por lo que es necesario tomar acciones legislativas a fin de evitar el mal uso de este servicio y el correspondiente desperdicio de recursos y lo más importante, la posibilidad de que la falta de atención de una llamada verdadera, traiga como consecuencia la muerte de una persona», dijo.

El diputado Miguel Ángel Salim dejó claro que en los casos en que las llamadas sean realizadas por niños, niñas y adolescentes, serán los padres o tutores quienes se harán cargo de los daños y perjuicios que esto ocasione.

Cabe destacar que, en dicha reforma, se establece que el estado y los municipios realicen campañas sobre el buen uso del número 911.