Anuncian banqueteros de León que regresan a trabajar en fiestas y eventos

En rueda de prensa, la asociación leonesa Industria de Reservaciones y Servicio de Alimentos (IRYSA) dio a conocer que reinicia actividades de sus agremiados banqueteros, hoteleros, floristas y músicos, pues consideran que la fiesta del pasado fin de semana ofrecida por el Gobernador de Guanajuato en la Ex Hacienda San Gabriel de Barrera a gobernadores y funcionarios de otros estados fue el banderazo para reactivar los eventos que se habían mantenido suspendidos por más de 4 meses por la contingencia sanitaria.

Sin embargo, reconocieron que no han tenido el aval del gobierno municipal para regresar a trabajar.

Raúl Christian Torres Gutiérrez, presidente de IRYSA, aceptó que no han tenido acercamientos con la Secretaría de Salud que mantiene el semáforo en rojo, lo que impide que se realicen los eventos sociales.

Los más de 200 agremiados a IRYSA entre banqueteros, hoteleros, floristas y músicos, reconocieron que los eventos no pueden seguir suspendidos porque son más de 200 mil empleos directos e indirectos los que están en riesgo en el estado.

Además, advirtieron que al estar León a menos de una hora de otros estados donde ya están permitidos los eventos sociales al 30 por ciento de la capacidad, los congresos, convenciones y fiestas se los están llevando.

Las pérdidas que ha reportado el gremio solo en el municipio de León se estiman en más de 368 millones de pesos.

Sostienen que han tenido mesas de trabajo con las autoridades municipales y estatales donde les han manifestado la necesidad de retomar los eventos que se tenían programados, ante el temor de que se vayan a estados vecinos donde ya se permiten las reuniones con protocolos sanitarios.

Comentaron que recibieron la certificación de Guanajuato Seguro, a través de los cursos que ofreció la Secretaría de Turismo de manera coordinada con la Secretaría de Salud, pero además recibieron capacitación con el Instituto Mexicano del Seguro Social.

El protocolo para que los eventos sociales regresen incluye, además de los tapetes desinfectantes, que en la recepción se tome la temperatura de cada asistente, llevar un registro y obligar al uso de cubre bocas.

Cada cubierto debe ir sellado al momento de servir los alimentos y distribuir las mesas para que exista distancia de al menos metro y medio entre cada invitado.

Entre los compromisos que adquirieron los organizadores se encuentra que los trabajadores no tendrán que utilizar el transporte público, pues ellos se encargarán de hacer los traslados para evitar contagios.

En las fiestas que se puedan programar en fechas próximas no habrá pista de baile, como medida preventiva.

Publicidad