Un albañil de Tijuana, Baja California, siguió los mismos pasos que Joaquín “El Chapo” Guzmán, pero el túnel que construyó no fue para escapar, sino para entrar a una casa y visitar a su amante.

El albañil, identificado como Alberto “R”, construyó durante varias semanas el túnel del amor entre su casa y la de su amante Pamela “R” en la colonia Villas del Prado.

El plan de Alberto era visitar a Pamela sin que los sorprendiera el esposo. Hizo uso de sus conocimientos de albañilería y trazó el túnel entre las dos moradas. Poco a poco fue avanzando debajo de la tierra, como lo hiciera “El Chapo” Guzmán para fugarse de las cárceles o traficar droga, hasta que logró su meta y llegó a la casa de Pamela.

Según los medios tijuanenses, el esposo de Pamela salió temprano del trabajo; Alberto y Pamela estaban en pleno acto cuando Jorge los sorprendió.

“Alberto intentó esconderse debajo de la cama y cuando el esposo se dispuso a buscarlo, el hombre ya no estaba y en su lugar encontró un túnel que finalizaba en la casa del amante”.

Jorge también entró al túnel y cuando llegó a la otra casa encontró a Alberto quien, según los medios fronterizos, “le suplicó que no hiciera ruido porque su esposa estaba dormida en la habitación”.

Publicidad