Acusan a Peña Nieto como traidor a la patria por caso Odebrecht

Publicidad

Redacción

México.-  El expresidente Enrique Peña Nieto fue señalado por la Fiscalía General de la República (FGR) de ser el «autor mediato» de delitos de cohecho y traición a la patria por el caso Odebrecht.

De acuerdo con información publicada por Reforma, basada en la solicitud de orden de aprehensión contra Luis Videgaray -que fue devuelta-, la FGR considera que Peña Nieto, quien ocupó el máximo cargo público del país entre el 1 de diciembre de 2012 y el 30 de noviembre de 2018, cometió los ilícitos utilizando como «instrumento» a Videgaray Caso y a Emilio Lozoya Austin, exdirector de Pemex.

Confirman que FGR pidió orden de aprehensión contra Luis Videgaray pero juez la niega

Para la FGR, el exmandatario priista «se apartó del Estado de Derecho y utilizó el cargo para el que fue electo, con el fin de delinquir».

«Los hechos delictivos de cohecho y traición a la patria surgieron por disposición de él mismo», señaló el órgano a cargo de Alejandro Gertz Manero.

Según las consideraciones de la FGR, el delito de cohecho se realizó cuando, por órdenes de Peña Nieto, Luis Videgaray Caso -quien entre 2012 y 2016 se desempeñó como secretario de Hacienda- distribuyó, a través de «interpósitas personas», 121 millones 500 mil pesos a los legisladores panistas Ernesto Cordero y Jorge Luis Lavalle y al priista David Penchyna, así como al entonces dirigente del PAN y posterior candidato presidencial Ricardo Anaya.

Esas entregas de dinero eran, presuntamente, para obtener el voto de los legisladores en favor de la reforma energética, aprobada a finales de 2013.

En tanto, el señalamiento por traición a la patria es porque impulsó las reformas estructurales para otorgar beneficios a empresas extranjeras como Odebrecht y que podrían beneficiarse del aprovechamiento y explotación de los recursos naturales que por mandato constitucional son propiedad de la nación.

«Los hechos imputados de cohecho y traición a la patria requirieron de considerables recursos logísticos y financieros, ya que hubo que realizar gestiones tanto en el País como en el extranjero para captar los recursos ilícitos de Odebrecht», describe el documento consultado por Reforma.

A la vez, esos recursos hubo que «transferirlos, cambiarlos en moneda corriente, almacenarlos, entregarlos a los legisladores, condicionar el pago de sobornos a cambio de su voto a favor de la aprobación de las reformas estructurales; elaborar las propuestas legislativas a modo que beneficiaran a Odebrecht, entre otros; cabildearlas con el resto de legisladores y publicar las leyes aprobadas», precisa.

Bajo el liderazgo de Peña, Videgaray y Lozoya funcionaron «como un Estado dentro de un Estado e implementaron una política de actos de corrupción».

Cabe destacar que la solicitud de orden de aprehensión en la que se basa dicha información se centra únicamente en Luis Videgaray, a quien señala como «autor material». No obstante, es reiterativa en señalar al expresidente Peña Nieto como el orquestador de dichos delitos.

«(Peña) tuvo un poder de mando y dirección sobre sus allegadas en el gobierno que, desde luego, no era simbólico, sino que también incluía la capacidad de dar órdenes específicas, las cuales estaban obligadas a cumplirlas».

Con información de Reforma

Publicidad