Publicidad

Redacción 

Ciudad de México.-  Abogada de las Mujeres de la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México y declarar ante el Ministerio Público, se determinó que, por el momento, la mujer de 85 años quien denunció haber sido encerrada por su familia, no enfrenta violencia familiar.

La nota que entregó al enfermero detalló que su yerno y nieta, quienes la habían llevado a vacunar a la Vocacional 7, ubicada en la avenida Ermita Zaragoza, colonia Santa María Aztahuacan, alcaldía de Iztapalapa, fueron trasladados a la Coordinación Territorial Iztapalapa 6 después de ser detenidos.

“Ayúdenme por favor que estoy secuestrada por mi hija y su esposo. Tengo un año aquí encerrada y no me dejan salir ni en la puerta… Les pido que me saquen de aquí por favor” se lee en la carta que entregó en el centro de vacunación.

La mujer de la tercera edad declaró que habitaba en el municipio de Naucalpan, pero, a consecuencia de una caída que tuvo, en enero de 2020 su hija se la llevó a vivir con ella y su familia, de acuerdo con la adulta mayor, la tratan bien y le dan de comer, así como sus medicamentos, sin embargo, no sale a la calle.

El Ministerio Público también solicitó la intervención del médico legista y perito en psicología para llevar a cabo los estudios correspondientes, sin embargo, en su derecho, la persona adulta no los autorizó y manifestó no tener lesiones corporales ni ser víctima de maltrato, por lo que fue su deseo no continuar la denuncia.

A pesar de no tener ningún problema con la familia, decidió y exigió el no regresar al mismo domicilio, por lo que quedó al cuidado de sus otras dos hijas.

En tanto a las personas que se encontraban detenidas, fueron puestas en libertad al no tener cargos suficientes.